Inicio

“Un niño que ha jugado adecuadamente será un adulto que se integre constructiva y creativamente a su realidad”
ÓSCAR A. ZAPATA (psicólogo especialista en juego infantil)

Juegos de ayer para niños de hoy

Publicado por La Didacteca | 25 jul 2012

La verdad es que resulta muy gratificante la tarea de buscar y conseguir nuevos productos. La sensación de recibirlos…, abrir las cajas…, colocarlos en el lugar más destacado de la tienda para dar a conocer las últimas tendencias…

Pero este ejercicio de innovación constante no debe quitar protagonismo a aquellos juegos y juguetes que han demostrado a lo largo de generaciones su indiscutible valor educativo, socializador o estimulante y lo que es más importante, aún hoy, en el siglo XXI no hemos encontrado sustituto  para ellos.

Puzzles, juegos de mesa como el parchis o la oca o juegos para jugar en la calle como la comba o las canicas,  son sin duda ejemplos de juegos intemporales que fueron, son y serán un referente en el mundo del juguete además de un lazo para unir generaciones porque ¿Hay algo más placentero que ver a un abuelo enseñando a su nieto a tirar una peonza?

Hoy los Consejeros Didácticos se han inspirado en esta maravillosa colección de juegos de antaño editada por la marca Cayro con un cuidado estilismo vintage y una calidad extraordinaria. Ahora en tiempo de verano será una delicia jugar en la calle o en el parque a las tabas, las pulgas o el boliche con nuestros niños.

¿Te apuntas a los juegos de siempre?

Puedes verlos aquí:  JUEGOS DE SIEMPRE CAYRO

3 Comentarios

  1. La Didacteca dice:

    Nos encanta que te parezca genial Verónica.
    Los juguetes educativos de siempre aportan un valor añadido que los novedosos no… Han sido sometidos a numerosos estudios durante décadas en las calles y plazas de los pueblos y han obtenido maravillosos resultados… jajaja…

  2. Diego dice:

    De siempre he intentado utilizar juguetes educativos en mis clases. Creo que es la mejor manera de que mis alumn@s aprendan sin apenas esfuerzo, ya que lo toman como algo ameno y no como una “tarea” u “obligación”. Gracias por tu post y por tu blog! Me lo guardo en marcadores!

    Un saludo!

Deje su comentario