Inicio

“Un niño que ha jugado adecuadamente será un adulto que se integre constructiva y creativamente a su realidad”
ÓSCAR A. ZAPATA (psicólogo especialista en juego infantil)

Abuelo, ¿juegas conmigo?

Publicado por La Didacteca | 15 oct 2012

Los abuelos son el mayor tesoro de la familia, los fundadores de un legado de amor, los mejores contadores de historias, los guardianes de las tradiciones que perduran en el recuerdo.          Su amor tan especial los diferencia.

(Anónimo)

Recientemente hemos conmemorado el Día Mundial de las Personas Mayores y desde Los Consejeros Didácticos queremos rendirles un merecido homenaje, ya que  junto a los niños, son los que más y mejor uso hacen del juego.

Según un estudio publicado por el Observatorio del Juego Infantil, el 80 por ciento de los abuelos españoles juegan con sus nietos y se convierten en sus compañeros de juego. Esta cifra, a priori bastante elevada, es resultado de las difíciles circunstancias que rodean la conciliación de la vida laboral y familiar, pero al margen de otros análisis, su alto valor arroja un dato tremendamente positivo: es equivalente al importantísimo beneficio que origina tanto en mayores como en niños.

Los abuelos estan encantados de jugar con sus nietos

“Los abuelos que juegan con sus nietos crean lazos invisibles con ellos, recuperan su niño interior y se sienten llenos de vida y útiles, lo que repercute a favor de su salud física y mental. Al mismo tiempo reafirman su autoestima y se sienten más valorados”. Afirma Inma Martín, miembro de este Observatorio.

Por otro lado, los niños se sienten comprendidos, valorados y queridos. Sus abuelos son “adultos sabios y cariñosos siempre dispuestos a jugar y a compartir su tiempo con ellos”.

En consecuencia, esta relación recíproca es maravillosamente enriquecedora para ambos: unos aportan tiempo, sabiduría, experiencia y paciencia y otros energia, espontaneidad, alegria, ocurrencia…

LOS JUEGOS TRADICIONALES: UN PUENTE ENTRE GENERACIONES.

Este intercambio no se produciría si no existiera un lazo que uniese a ambos extremos: el juego y los juguetes. Los abuelos son una fuente inagotable de inspiración para nuestros hijos y al mismo tiempo se convierten en memoria viva de la tradición lúdica: cancioncillas, adivinanzas, juegos de calle…

Un abuelo puede enseñar a su nieto a pasar el tiempo utilizando innumerables recursos, desde enseñarle a fabricarse sus propios juguetes, a zambullirse en la más divertida de las historias… y es que las historias que nos contaban nuestros abuelos… ¡Ningún cuento podía igualarse..!!!

Seguro que a todos se nos viene a la mente una anécdota, una tarde cualquiera de juegos en su compañía… fabricabamos muñecas con un trapo, espadas con cartones, jugabamos a las tabas con cinco piedras y…¡cuanta sabiduria..!, ¿quien no ha puesto en práctica “aquel consejo que me dió mi abuel@”?. El mío me enseñó las tablas de multiplicar, a jugar al Tute y a “no juntarme con mala gente…” y siempre me contaba un cuento…. el mismo… pero a mí me parecía la más increible de las historias, porque no eran solo palabras… era cariño, ternura… la más infinita de las paciencias y el amor más absoluto.. el de sentirse rejuvenecido, vivo… sólamente con mirarse en mis ojos…

A mi abuelo… a todos los abuelos… que sois ejemplo para los que algún día lo seremos… Gracias.

2 Comentarios

  1. Azucena dice:

    Bellísimo el post y genial el vídeo!

  2. Zulema dice:

    ¡Qué bonito post! y qué grandes son los abuelos!!yo por suerte aún los tengo a los 4 y bien de recuerdos que se van almacenando. Besos!

Deje su comentario